Debacle Religiosa
 
 
La devoción religiosa mercenaria ya no habita en los corazones de los seres simples. La materia ha incorporado nuevos anticuerpos que impiden que el mecanismo muy eficiente de la sugestión, la cual por su naturaleza requiere muchas repeticiones visivas, verbal, sonido, etc .
En la realidad probable, donde se mueve la conciencia colectiva de la humanidad, la devoción mercenaria no encuentra cuerpos en los que establecerse, como un parásito en peligro de extinción en todas las variables existenciales posibles.
La Magdalena, en figura completa, muestra el mito Cristo a un nivel popular, haciéndose pasar por su novia verdadera para la boda de Caná. Una pesca de almas exitosas que ha marcado la evolución del mercenarismo religioso cristiano.
Esta calamidad religiosa juega un papel importante: nos pone a prueba, un obstáculo artificial por superar con el poder de la perseverancia, un hipo existencial de olvidar lo antes posible. En estos formatos interpenetrados el conocimiento se gana por ósmosis, una lectura desde el interior, sin intermediarios, sin atajos espirituales, intelectuales y sin ningún
contratiempo.